Escoge un trabajo que te guste, y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida - La Publicidad Creativa
15751
post-template-default,single,single-post,postid-15751,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,transparent_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Escoge un trabajo que te guste, y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida

Escoge un trabajo que te guste, y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida

La motivación es una herramienta de vital importancia para cualquier trabajador a la hora de desarrollar cualquier actividad, y por tanto también para aumentar el desempeño de los trabajadores. Actualmente, cada vez son más las empresas que se preocupan por fomentar la motivación de sus trabajadores, ya que saben que ello conllevará un mayor rendimiento para la empresa.

Podemos definir la motivación como el estímulo o impulso que inicia, guía y mantiene el comportamiento hasta alcanzar el objetivo deseado.

Cada día es más necesario tener una plantilla competitiva y motivada. Dada la complicada situación que se vive en este país, es bueno que los trabajadores lleguen al trabajo y estén motivados, alegres, contentos y con ganas de trabajar.

Es importante saber que cada persona es diferente y tienes sus propios valores y necesidades, que son factores que influyen en la motivación del individuo.

Además, es un gran error pensar que la mayoría de personas trabajan únicamente por dinero, porque además del dinero, suelen depositar en su experiencia laboral muchas expectativas y deseos como podría ser el reconocimiento, el respeto, la realización personal, el sentimiento de valía, el sentirse útiles y el interactuar con los demás.

Por lo tanto, subir los sueldos no suele ser una medida eficaz para motivar a los empleados si no va acompañado de otra serie de acciones que tienen que ver con la seguridad en el trabajo, el reconocimiento personal o el ambiente laboral.

Existen diversas técnicas para mejorar la motivación:

  • El reconocimiento: Esta técnica consiste en garantizar la satisfacción de las personas tanto en el desempeño de sus funciones como en el logro de sus propias expectativas. Esta satisfacción del trabajador se podría conseguir premiando los logros que consigue en el trabajo, tanto económicamente como a través de reconocimientos e incentivos como viajes o regalos.
  • La búsqueda de la ubicación ideal: Cómo hemos comentado anteriormente, las personas somos diferentes y no todas somos válidas para todos los trabajos, pero lo que sí es cierto es que todos tenemos un perfil determinado que encaja mejor en unas tareas o puestos que en otros. Se debería ubicar a cada empleado en el lugar más acorde con sus capacidades y aptitudes. Con esto, el empleado estará más satisfecho y dará lo mejor de sí.
  • La asignación de responsabilidades: La organización es vital para la tranquilidad y motivación del empleado. Todos tienen que saber cuál es su función, objetivos y hasta donde llega su responsabilidad.
  • Promover la participación de todos los trabajadores: Se debe buscar el consenso en todas las decisiones de la empresa, involucrando a los empleados mediante reuniones, talleres y todo tipo de dinámicas participativas. De este modo el trabajador se sentirá parte de la empresa y será fiel a ella.

 

En definitiva, es responsabilidad de las empresas no defraudar a sus empleados y emplear todos los esfuerzos y recursos posibles en su bienestar y motivación. En realidad se trata de una inversión con un retorno positivo para la empresa en forma de aumento de la rentabilidad y la productividad.

No Comments

Post A Comment